Enfermedad ocupacional





La enfermedad ocupacional, laboral o profesional, es toda condición patológica inducida por el trabajo continuado (por ejemplo: ejercicio excesivo, exposición a factores de riesgo inherentes a los productos empleados).

La Ley Orgánica de Prevención, Condiciones y Medio Ambiente de Trabajo, Gaceta Nº 38.236, de fecha 26 de julio de 2005, en su Título VI: Accidentes de Trabajo y Enfermedades Ocupacionales, Capítulo I, Artículo 70, define la enfermedad ocupacional como:

"los estados patológicos contraídos o agravados con ocasión del trabajo o exposición al medio en el que el trabajador o la trabajadora se encuentra obligado a trabajar, tales como los imputables a la acción de agentes físicos y mecánicos, condiciones disergonómicas, meteorológicas, agentes químicos, biológicos, factores psicosociales y emocionales, que se manifiesten por una lesión orgánica, trastornos enzimáticos o bioquímicos, trastornos funcionales o desequilibrio mental, temporales o permanentes" (p. 34).

El artículo 76 de la misma Ley, establece que toda trabajadora o trabajador a quién se le haya diagnosticado una enfermedad ocupacional, debará acudir al Instituto Nacional de Prevención, Salud y Seguridad Laboral (INPSASEL), para que le realicen las evaluaciones necesarias para la comprobación, calificación y certificación del origen de la misma.


Principales enfermedades ocupacionales



Enfermedades o desórdenes de la piel: Son enfermedades que el empleado sufre en la piel, las cuales son causadas por exposición a químicos, plantas u otras substancias en el trabajo. Ejemplos: Dermatitis de contacto, eccema o sarpullido causados por irritantes primarios y sensibilizadores o plantas venenosas; acné, ampollas por fricción, úlceras por cromo; inflamación de la piel.

Condiciones respiratorias: Las condiciones respiratorias son enfermedades asociadas con la respiración de agentes biológicos, químicos, polvos, gases, vapores o emanaciones peligrosas en el trabajo. Ejemplos: Silicosis, asbestosis, neumonitis, faringitis, rinitis o congestión aguda; pulmón de agricultor; enfermedad por berilio, tuberculosis, asma ocupacional, síndrome de disfunción reactiva de las vías respiratorias (RADS), enfermedad obstructiva pulmonar crónica (COPD), neumonitis de hiper-sensitividad, lesión por inhalación tóxica, tal como fiebre por emanaciones metálicas, bronquitis obstructiva crónica y otras neumoconiosis.

Envenenamiento: El envenenamiento incluye desórdenes evidenciados por concentraciones anormales de substancias tóxicas en la sangre, otros tejidos, otros fluidos del cuerpo o el aliento que son causadas por la ingestión o absorción de substancias tóxicas al cuerpo. Ejemplos: Envenenamiento con plomo, mercurio, cadmio, arsénico u otros metales; envenenamiento con monóxido de carbono, sulfito de hidrógeno u otros gases; envenenamiento con benceno, benzol, tetracloruro de carbono u otros solventes orgánicos; envenenamiento con rocíos de insecticidas, tales como parathion o arsenato de plomo; envenenamiento con otros químicos, tal como formaldehído.

Pérdida de Audición: La pérdida de audición inducida por ruido está definida para propósitos del mantenimiento de registros como un cambio en el valor umbral de la audición, relativo al audiograma base, en un promedio de 10 decibeles o más en cualquier oído a 2000, 3000 y 4000 hertz, y el nivel de audición total del empleado es 25 decibeles o más sobre el cero audiométrico (también promediado en 2000, 3000 y 4000 hertz) en el mismo oído.

Otras enfermedades ocupacionales: Ataques por calor, insolación, agotamiento por calor y otros efectos del calor ambiental; congelación, necrosis producida por congelación y otros efectos de la exposición a bajas temperaturas; enfermedad por descompresión; efectos de radiación ionizante (isótopos, rayos x, radio); efectos de la radiación no ionizante (fogonazo de soldadura, rayos ultravioleta, láser); ántrax, enfermedades producidas por la contaminación de patógenos en la sangre tales como SIDA, VIH, hepatitis B o hepatitis C; brucelosis; tumores benignos o malignos; histoplasmosis; coccidiodomicosis; desordenes músculo esqueletales (MSDs); pérdida de la audición inducida por el ruido.

Clasificación y codificación de enfermedades ocupacionales


La Norma Técnica para la Declaración de Enfermedad Ocupacional (NT-02-2008), señala los criterios y las acciones mínimas necesarias, conducentes a la declaración de las enfermedades ocupacionales a partir de su investigación y diagnóstico, en cada institución, empresa, establecimiento, unidad de explotación, faena, cooperativa u otras formas asociativas comunitarias de carácter productivo o de servicios, persigan o no fines de lucro, sean públicas o privadas, por parte de las empleadoras y los empleadores, asociadas o asociados, a través del Servicio de Seguridad y Salud en el Trabajo. Esta norma contiene un listado de enfermedades ocupacionales con su respectiva codificación. Para consultarla, siga el enlace que se presenta a contuinuación:





Temas relacionados
Accidente de trabajo



Referencias

  • Ley Orgánica de Prevención, Condiciones y Medio Ambiente de Trabajo. Gaceta Oficial de la República Bolivariana de Venezuela, 38.236, Julio 26, 2005.
  • Norma Técnica para la Declaración de Enfermedad Ocupacional (NT-02-2008). Resolución del Ministerio del Poder Popular para el Trabajo y Seguridad Social, 6228, Diciembre 01, 2008.
  • Comisión Venezolana de Normas Industriales (1997). Norma Venezolana Registro, clasificación y estadísticas de lesiones de trabajo (0474). Caracas: Autor.